Los sensores son fundamentales para una industria sostenible