Actualidad

La tecnología de imagen Terahertz revela misterios de pinturas antiguas

Las técnicas de imagen innovadoras se involucran cada vez más en hallar los posibles secretos culturales del pasado, ya que ayudan a encontrar  lo que se ha ocultado durante siglos. Por supuesto, la tecnología de imagen de terahercios con su toque “meticuloso” y sin radiación ionizante nociva, se usa para la evaluación de varias pinturas antiguas y otros objetos de arte.

El grupo de investigación encabezado por el Prof. Dr. David Citrin en el Instituto de Tecnología de Georgia, usó escáneres THz rápidos para examinar algunas obras de arte del Renacimiento y los siglos XVII y XVIII. La imagen de Terahertz es conocida por su capacidad única para ver a través de la sustancia, y los científicos en GTT lo usaron para penetrar capas de pintura una por una y ver lo que hay debajo. Esto les permitió descubrir cómo cada pieza maestra fue creada por el artista hace muchos años, incluidas las primeras etapas de preparación del lienzo, aplicación de imprimación, etc. Esta técnica de imagen se basa en la reflectometría THz que no solo ofrece una amplia gama de capacidades para explorar cada fase en la creación de una pieza de arte, sino también produce un nivel de detalles sin precedentes para tal examen.

Es difícil sobrestimar la importancia de dicha tecnología de imagen THz basada en reflectometría. Tiene un inmenso potencial para los conocedores del arte, de hecho, para ayudarlos a autenticar obras antiguas y descubrir falsificaciones, así como para exponer restauraciones previas, identificar daños potenciales y mucho más.

El Dr. Alexandre Locquet, miembro del grupo de investigadores y profesor adjunto de la Escuela de Ingeniería Eléctrica y Computación de Georgia Tech, explicó brevemente lo que utilizaron para el experimento, cómo funcionaba su técnica de THz y cómo se logró una resolución de imagen tan alta que ayudo a conservadores e historiadores acceder a información detallada sobre la pintura.

Eligieron ‘Madonna in Preghiera’ atribuido al taller de Giovanni Battista Salvi da Sassoferrato, proporcionado como cortesía del Musée de la Cour d’Or, Metz Métropole, Francem, como su principal objeto de estudio. Los investigadores escanearon cada 200 micras de la superficie de la pintura mediante un escáner THz basado en pulsos. De forma similar a los escáneres de imágenes de terahercios disponibles comercialmente ofrecidos por Terasense, su sistema incluía dos elementos principales:

A) Un conjunto de sensores sensible en el respectivo espectro de THz y

B) Un generador de terahercios que emitía ondas de THz.

Sin embargo, su sistema de escaneo de imágenes THz fue construido para operar en modo de reflejo / geométrico de configuración con matriz de sensores y emisor de THz colocado en un lado del lienzo.

Alexandre Locquet, que también es investigador en el laboratorio Georgia Tech-CNRS de Metz en Francia, explicó que los rayos THS se dispersaban desde la superficie de cada capa de pigmento y, por lo tanto, entregaban valiosas piezas de información en el conjunto de sensores, mientras todo el módulo del sensor se movió a través de la pintura en un patrón de trama. Sin embargo, fue su método único de procesamiento de señal de terahercios (y el software) descrito como “deconvolución del dominio del tiempo basado en la dispersión” que fue la clave del éxito en la entrega de resultados tan asombrosos. Su algoritmo de procesamiento de datos permitió ‘descifrar’ las señales reflejadas de cada capa de forma consecutiva y construir una imagen 3D THz, que se conoce como estratigrafía. El Prof. David Citrin hizo una comparación de esa técnica con la utilizada en sismología para identificar diferentes estratos de roca. En lugar de la señal acústica utilizada en sismología, esta técnica de imágenes utilizó un pulso de radiación THz a una frecuencia de alrededor de 1 THz y luego simplemente midió las señales devueltas reflejadas de varias capas de pigmentos.

Sin ese procesamiento de señal de avance, las capacidades de imagen se limitan a la identificación de solo aquellas capas que tienen un grosor de 100 a 150 micras, mientras que el uso de ese algoritmo permite distinguir capas de solo 20 micras de grosor. Esto es significativo, ya que durante años las personas han intentado utilizar datos brutos, mientras que “realmente no se puede ver mucho en eso sin procesar las señales”, dijo el profesor Citrin. ‘Se necesita el acoplamiento de las señales de terahercios con el procesamiento de la señal para realmente marcar la diferencia’.

Los investigadores también revelaron una peculiaridad interesante sobre las pinturas creadas antes del siglo XVII. Sus capas de pintura tienden a ser más delgadas, lo que plantea ciertos desafíos para su estudio. Bueno, esperamos que el uso de los sistemas de imágenes THS de TeraSense abra nuevos horizontes para los científicos y artistas por igual.

Si necesita asesoramiento personalizado o tiene preguntas sobre cualquiera de nuestros productos o servicios, comuníquese con Mesurex a través de nuestro sitio web (formulario de contacto), por correo electrónico o por teléfono.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies